Skip to main content
 

FAQs - Spanish

Top

COVID-19: Preguntas frecuentes de los pacientes con enfermedad renal en etapa terminal (ESRD, por sus siglas en inglés)

Para ver la respuesta, haga clic en la flecha que está a la derecha de la pregunta.

Todos los centros de diálisis tienen planes para emergencias/desastres que se implementan durante eventos como huracanes, inundaciones, apagones e incluso pandemias como la del coronavirus 2019 (COVID-19). Si bien no se prevé que los centros de diálisis vayan a cerrar durante este brote de COVID-19, su centro ha adoptado planes de contingencia para garantizar que usted y todos los demás pacientes tengan acceso a los tratamientos de diálisis. Pregúntele al personal de su centro de diálisis sobre su plan para emergencias. Asegúrese de saber a dónde ir, qué hacer y a quién contactar si cierran el centro, para que sus tratamientos puedan continuar. 

Los centros de diálisis están siguiendo las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), que estipulan disponer de espacios en las salas de espera para que los pacientes enfermos puedan sentarse separados de los demás. Algunas clínicas podrían pedir que los pacientes médicamente estables esperen en un vehículo personal o fuera del centro de salud, donde puedan ser contactados por teléfono celular cuando llegue su turno para atenderlos. Además, los centros están tomando las siguientes medidas:

  • Hacer chequeos preliminares/preguntas para determinar si la persona:
    • Tiene signos y síntomas de infecciones respiratorias, como fiebre, tos, falta de aliento o dolor de garganta al entrar en la clínica, además de chequeos frecuentes durante el tratamiento.
    • Ha tenido contacto con personas que tengan o estén a la espera de resultados de las pruebas de COVID-19 o que estén enfermas con algún trastorno respiratorio.
    • Ha viajado fuera del país en los últimos 14 días.
    • Vive en una comunidad afectada por un brote comunitario de COVID-19.
  • Exigir que los pacientes que tengan síntomas de infección respiratoria se pongan una mascarilla facial mientras estén en la clínica, desde el momento de registrarse hasta salir del centro.
  • Llevar a los pacientes que tengan síntomas respiratorios a una zona de tratamiento designada para evaluarlos lo antes posible, a fin de minimizar su tiempo de permanencia en las áreas de espera comunes.
  • Poner en la entrada anuncios con instrucciones para los pacientes que tengan fiebre o signos/síntomas de una infección respiratoria, a fin de alertar al personal para que se tomen las debidas precauciones

Al atender a pacientes que no tengan COVID-19, el personal de diálisis debe llevar puestos equipos PPE convencionales, como guantes, mascarilla facial, protección ocular (p. ej., anteojos, una careta desechable que cubra la parte frontal y los lados del rostro). Sin embargo, si un paciente tiene una infección respiratoria no diagnosticada o fiebre de origen desconocido, o ha tenido un resultado positivo en una prueba de COVID-19, el personal del centro de diálisis debe seguir las precauciones habituales y las referentes al contacto y a las gotitas. Esto abarca usar los equipos PPE convencionales antes nombrados y además una bata de aislamiento (de haberla).

Existe la posibilidad de que alguien que esté infectado por COVID-19 transmita el virus aunque no muestre síntomas. Para aumentar aún más la precaución, algunos centros están exigiendo que todos los pacientes tengan puesta una mascarilla (de haberla) o una cubierta de tela apropiada para el rostro durante el tratamiento.

Los síntomas pueden ser de leves a intensos y presentarse entre 2 y 14 días después de la exposición. Algunos síntomas son: fiebre, tos y falta de aliento.

Se pide que los pacientes sigan la dieta y las restricciones de líquidos recomendadas por su nefrólogo y dietista renal. Si es posible, los pacientes renales deben pedirle a un familiar o amigo que les haga sus compras de víveres, a fin de evitar las multitudes. Para los pacientes que tengan que ir a comprar sus víveres: algunas grandes cadenas de supermercados ofrecen un horario especial para los clientes de mayor edad o que tengan el sistema inmunitario debilitado. Recuerde también que los CDC recomiendan taparse la cara con una cubierta de tela en situaciones en que se dificulten otras medidas de distanciamiento social (es decir, mantenerse a distancias de 6 pies), como es el caso de los supermercados.

Se recomienda que los pacientes no omitan ni pospongan sus tratamientos de diálisis.

Usualmente, las mascarillas quirúrgicas se destinan a un solo uso. Sin embargo, debido a que habido escasez, los CDC emitieron las siguientes pautas para usar las mascarillas más de una vez:

  • Se debe quitar y desechar una mascarilla facial que esté sucia, dañada o dificulte la respiración.
  • El retiro y el cambio de la mascarilla deben hacerse de manera cuidadosa y atenta.
  • Las mascarillas faciales deben ser dobladas con cuidado, de manera que, al guardarlas, la superficie exterior quede hacia adentro y contra sí misma, para así reducir su contacto.
  • Entre un uso y el siguiente, se puede guardar la mascarilla doblada en una bolsa de papel limpia y sellable o un recipiente que permita el paso del aire.

Las mascarillas N95 no están diseñadas para ser reutilizadas y están destinadas al uso exclusivo de profesionales médicos, salvo por indicación médica.

Según nuevos datos recopilados de estudios recientes, ahora se sabe que las personas que tienen COVID pueden transmitir el virus —incluso sin tener síntomas— al hablar, toser o estornudar cerca de otras personas. Por lo tanto, los CDC ahora recomiendan taparse la cara con una cubierta de tela en lugares públicos —p. ej., supermercados y farmacias— en que sea difícil mantener otras medidas de distanciamiento social, especialmente en zonas donde haya habido considerables propagaciones comunitarias. Esta recomendación tiene la finalidad de complementar (no sustituir) las pautas de los CDC sobre el coronavirus. Aunque las mascarillas podrían evitar que nos toquemos la cara, ese no es el propósito original de la recomendación.

Aprenda a hacer una cubierta de tela para el rostro.

Si su cuidador comienza mostrar signos de infección:

  • Haga que el cuidador permanezca en una habitación.
  • Use otro baño.
  • Lávese las manos frecuentemente.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Limpie las superficies de contacto frecuente.
  • Lave muy bien la ropa.
  • Evite los visitantes innecesarios.
  • Mantenga el distanciamiento social.

Si los síntomas de su cuidador empeoran, comuníquese con su respectivo proveedor de atención médica. Para emergencias médicas, llame al 911 y notifíquele al personal que atienda la llamada que se trata de un caso (posible o confirmado) de COVID-19.

También debe notificar a su equipo de diálisis y su nefrólogo que tiene a alguien enfermo en casa.